¿Quieres iniciar en el mundo de los juegos sexuales? Aquí algunas ideas

No hay nada mejor que disfrutar plenamente con tu pareja de su sexualidad. ¡Explora nuevas experiencias!
¿Quieres iniciar en el mundo de los juegos sexuales? Aquí algunas ideas

Cita con un nuevo amante

El juego de roles es de los más divertidos que puedes intentar; sentirás la emoción de conquistar y seducir a una persona diferente, pero disfrutando de lo que solo tu pareja te hace sentir. Fingir que no se conocen y cada uno asumir un papel sustancialmente diferente al de la vida real, le dará algo de picante a su encuentro.

Demuestra que tanta suerte tienes

Un juego de cartas en principio podría sonar un poco aburrido, pero si le pones la actitud adecuada, será muy divertido y sensual. En esta ocasión no apostarás dinero sino algo que desees obtener de tu pareja y viceversa, en cada juego perdido la recompensa será algo muy erótico como un baile muy sexy.

Body painting

Hora de pintar sobre un espacio más maravilloso que el papel; utiliza el cuerpo de tu pareja como el más hermoso lienzo, el cual podrás explorar y acariciar de manera única. Es importante que utilicen pinturas creadas para ser usadas sobre piel, así serán más fáciles de limpiar y no les generarán ninguna reacción alérgica.

La vieja confiable

Tal vez uno de los juegos más divertidos y que permite mayor liberación, es en el que están involucrados disfraces. Atrévete a usar pelucas y ropa muy sexy, personificando la profesión o personaje que desees.

Sexting

¿Por qué no empezar a calentar motores desde horas antes de su encuentro? Sorprende a tu pareja con mensajes seductores y un poco subiditos de tono en donde le demuestres tu deseo. Esto le generará mucho placer y  abrirá la posibilidad de encontrar nuevas formas de disfrutar de su sexualidad.

Déjate dominar

La dominación es uno de los juegos sexuales que más placer te puede generar, sin embargo, a muchas personas les da temor practicarlo. Empieza con pequeñas cosas, habla con tu pareja y decidan qué papel va a asumir cada uno, es decir, quién será el dominante y quién el sumiso. Luego, es cuestión de dejarse llevar por la situación y de disfrutar de tu papel en el juego. Si quieres ponerle más picante a la situación, puedes usar juguetes como esposas y antifaces.

¡Síguenos!